El coronavirus dispara la demanda de paracetamol e ibuprofeno en las farmacias

https://www.leonoticias.com/sociedad/salud/coronavirus-dispara-demanda-20200316211356-ntrc.html

Al principio fueron las mascarillas, luego les siguieron los geles desinfectantes y el alcohol y ahora les toca el turno a fármacos tan populares como el paracetamol y el ibuprofeno, que este fin de semana han librado su particular batalla sobre cuál de los dos es más útil para combatir algunas de los síntomas más leves del coronavirus, como la fiebre, el malestar general o el dolor de cabeza y de garganta. Lo cierto es que ambos son analgésicos y antitérmicos, si bien el ibuprofeno es, además, antiinflamatorio y el paracetamol está más indicado para aliviar el malestar, pero sin un componente inflamatorio. Por eso es habitual que los pacientes con faringitis, amigdalitis, otitis o artritis recurran al ibuprofeno, siempre que no haya contraindicaciones como patologías renales o estomacales.

Actualmente el paracetamol de 600 miligramos y el ibuprofeno de 400 se pueden dispensar sin receta, mientras que la prescripción sí es necesaria para los casos del paracetamol de un gramo y el ibuprofeno de 600 miligramos.

La polémica se desencadenó a raíz de un comentario en Twitter del ministro francés de Sanidad, Olivier Véran, que afirmó que «tomar medicamentos antiinflamatorios podría ser un factor en el empeoramiento de la infección» por coronavirus.

Las palabras del ministro galo se hicieron virales sembrando la inquietud a ambos lados de la frontera, lo que obligó a salir al paso a la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (Aemps), que depende del Ministerio de Sanidad. La agencia informó de que «no existe actualmente ningún dato que permita afirmar un agravamiento de la infección por COVID-19 con el ibuprofeno u otros antiinflamatorios no esteroideos, por lo que no hay razones para que los pacientes que estén en tratamiento crónico con estos medicamentos los interrumpan». Sanidad añadía, eso sí, que las guías recomiendan como primera alternativa el uso de paracetamol para el tratamiento sintomático de la fiebre, pero sin contraindicar el uso del ibuprofeno. También recordaba que las fichas técnicas de los medicamentos con ibuprofeno ya indican que puede enmascarar los síntomas de las infecciones, lo que en un momento dado podría retrasar un diagnóstico por coronavirus, es decir que la enfermedad diera la cara más tarde de lo aconsejable.

Medicamentos que vuelan

Lo cierto es que, según avanzó ayer a este periódico un portavoz del Consejo General de Colegios Farmacéuticos, entidad que representa a las 22.000 farmacias que hay en España, las boticas han visto incrementada «notablemente» la demanda de estos dos medicamentos. «Incluso tenemos farmacias en las que se han agotado las presentaciones de paracetamol sin receta», en alusión, fundamentalmente, al Gelocatil, la marca comercial más popular del principio activo conocido como paracetamol, que literalmente ha volado en muchos establecimientos madrileños.

En este mismo sentido se pronunció un portavoz de la Federación de Distribuidores Farmacéuticos (Fedifar) que, aunque sin poder avanzar cifras, comentó que «se están desbordando» las peticiones. Dos titulares de sendas farmacias en Madrid, el principal foco del virus en España, sí confirmaron que, concretamente, los pedidos de paracetamol se habían triplicado y que no les quedaba ni un envase de Gelocatil.

Los farmacéuticos han solicitado, de momento sin éxito, al Gobierno poder dispensar sin receta al grupo de pacientes de mayor riesgo (básicamente las personas mayores con enfermedades crónicas) tanto el paracetamol de un gramo como el ibuprofeno de 600 miligramos. «Nuestro propósito es contribuir a no saturar el sistema. Queremos evitar tener que volver a mandar al médico a una persona que sabemos que necesita una medicina con receta y no la tiene», ilustran.

Tanto el paracetamol como el ibuprofeno son dos de los fármacos más presentes en cualquier botiquín doméstico, dado que ambos están recomendados como analgésicos y antipiréticos en distintas enfermedades. Dentro de su grupo son efectivos y tienen escasos efectos secundarios. Por eso son los que tienen un uso más amplio. Sólo el año pasado se vendieron en España 50,9 millones de envases de paracetamol (más de una caja por habitante) y 37,3 millones de ibuprofeno, tanto en presentaciones con o sin receta.

Comments are closed.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar