El valor del farmacéutico ante las nuevas tecnologías es mantener su esencia de experto del medicamento

El valor del farmacéutico ante las nuevas tecnologías es mantener su esencia de experto del medicamento

Incluso en un mundo dominado por la tecnología, “el farmacéutico debe mantener su esencia, su valor”. Esta es una de las conclusiones más relevantes que se alcanzó en la  segunda charla-coloquio del ciclo que bajo el título ‘La farmacia hoy, innovadora, conectada y digital. Un modelo de servicio sanitario integrado y personalizado’, está celebrando el Consejo General de Colegios Oficiales de Farmacéuticos (CGCOF), con la colaboración de Diariofarma y, en esta ocasión, con el Colegio Oficial de Farmacéuticos de Alicante (COFA), institución colegial que en los últimos años ha apostado claramente por las nuevas tecnologías.

Para la tesorera del Consejo General, Ana López-Casero, en este entorno de digitalización es fundamental conservar el “binomio sagrado farmacéutico-medicamento”, así como estar al lado del paciente. “Este es nuestro valor” y, según ella, “es lo que queremos y tenemos que conservar, ante cualquier escenario, y blindarlo”. Así lo señaló durante la exposición previa al debate que sirvió para plantear la situación del escenario actual y futuro del impacto de las nuevas tecnologías en la Sanidad y la Farmacia. En su intervención, la tesorera del CGCOF también reclamó a los farmacéuticos ver la tecnología “como una oportunidad y una herramienta para mostrar nuestro valor como profesionales más que una amenaza”.

López- Casero expuso las ‘megatendencias’ que están impactando actualmente, entre ellas, la hiperconectividad, la tecnología disruptiva y la globalización. De esta forma, la tesorera del Consejo dejó muy claro que es esencial conocer y abordar las claves que van a permitir a los farmacéuticos “estar y formar parte de este futuro”. Para la ponente, la apuesta por el talento, la innovación, y preguntarse cómo se puede aportar más valor a la sociedad, así como el liderazgo y la ambición, “son esenciales”.

El éxito de la jornada deja patente la trascendencia e importancia de abordar la transformación digital y ha servido para poner encima de la mesa las cuestiones más relevantes en las que está trabajando la corporación farmacéutica y la visión que tanto Administración como médicos tienen acerca del desarrollo de esta digitalización de la farmacia.

La charla ha sido moderada por el director de Diariofarma, José María López Alemany y contó con la participación de la subdirectora general de Optimización e Integración Terapéutica de la Comunidad Valenciana, Amparo Esteban; la presidenta del COF de Alicante, Fe Ballestero, la secretaria general del CGCOF, Raquel Martínez y Blas Giménez, secretario Científico de la Sociedad Española de Medicina de Urgencias y Emergencias de la Comunidad Valenciana ( Semes-CV) y jefe de Urgencias del Hospital Universitario de Vinalopó y Torrevieja.

El farmacéutico, un profesional que se adapta

Raquel Martínez, secretaria general del Consejo General

Los ponentes aportaron su visión sobre la importancia de la transformación digital de la farmacia, tanto a nivel individual como colectivo. La secretaria del Consejo, señaló que nos encontramos ante una población informada, formada y digitalizada, los ciudadanos piden cambios, y aclaró que “a los farmacéuticos nos caracteriza que somos una profesión que sabemos cambiar, avanzar y evolucionar ante los nuevos tiempos”. Para Martínez es fundamental “aprovechar esta revolución tecnológica y dar mucho más valor a nuestra profesión”. En este sentido, la secretaria del Consejo indicó que desde la organización colegial entienden “que no es una opción sino una obligación por parte de todos”. Además, explicó que el Consejo quiere “liderar ese cambio de la mano de todos y poder dotar a todos los colegios de las herramientas necesarias para que todos y cada uno de los farmacéuticos puedan dar este paso hacia la digitalización”.

La presidenta del COFA explicó que “la digitalización es una herramienta, importante, útil y necesaria para la consecución de un objetivo”. En este sentido, añadió que la farmacia es una profesión “resiliente, ya se adapta a cualquier novedad”, pero lo fundamental y su objetivo son los pacientes. Por ello, según dijo, entre los objetivos de la digitalización tienen que estar “aportar seguridad al paciente, aumentar el control sobre el medicamento y trazabilidad, aumentar la calidad del servicio para el paciente mejorando todos los procesos de protocolización dentro de la oficina de farmacia y la cadena de suministros, mejorar la eficiencia y ahorro de costes a largo plazo”.

Amparo Esteban, subdirectora general de Optimización e Integración Terapéutica de la Comunidad Valenciana

Giménez, por su parte, aportó su visión como médico prescriptor y resaltó que “hasta ahora el ciudadano o paciente es el transmisor entre el médico-farmacéutico”, lo que conlleva numerosos errores, por ello es muy importante la comunicación directa entre los profesionales médico- farmacéutico, es la “única forma de ofrecer una prescripción de calidad” pero debe ser una comunicación rápida y sencilla.

A este respecto, la representante de la administración añadió que “es importante conseguir un modelo que facilite la mejor comunicación entre médico y farmacéutico”, ya que coincidiendo con Giménez, consideró que no hay que utilizar al paciente. Por ese motivo, le gustaría encontrar la fórmula “para hacerlo efectivo” ya que, según ella, las iniciativas de éxito existentes son “modelos de proximidad que  muchas veces son difíciles de replicar”, añadió.

Más relación administración-farmacéuticos

La importancia de la transformación digital a nivel colectivo, también se destacó por los ponentes. En este sentido, Martínez destacó que los colegios de farmacéuticos son el motor de cambio y la unión conseguirá que la profesión farmacéutica tenga “más valor y por tanto más futuro”. Por su parte, Ballestero reclamó de la Administración “que se implique más”, ya que la relación con los colegios debería ir “más allá de la facturación de las recetas”.

Durante el coloquio también se expusieron proyectos que forman ya parte de la transformación digital de la farmacia y que conllevan el trabajo colaborativo de los profesionales. La secretaria del Consejo, abordó los avances de Nodofarma y resaltó desde la institución colegial se pretende con este tipo de proyectos “dar valor a todo lo que somos”. Martínez explicó que los farmacéuticos están acostumbrados a trabajar de forma individual, y es necesario “cambiar la forma de trabajar”. En este sentido, destacó la importancia de “registrar todo lo que hacemos”.

La utilización de las nuevas tecnologías para combatir amenazas como los nuevos canales de venta digital como Amazon fue otro de los asuntos abordados. Ballestero apuntó que es importante el trabajo colectivo, para combatir a las grandes plataformas, como Amazon, “la farmacia única y sola no puede competir, tenemos otros valores y otras virtudes de las que carecen estas plataformas”. La presidente del COF de Alicante recalcó que es necesario integrarse en la tecnología, como colectivo y seguir dando al paciente un servicio, pero es esencial continuar siendo el referente en el ámbito sanitario, en cuanto al medicamento. “Debemos continuar siendo el referente, es nuestra defensa, nuestra fortaleza y la garantía de nuestro futuro”, sentenció la presidenta del colegio.

Fe Ballestero, presidenta del COF de Alicante

La representante de la Administración matizó que en lo referente a las amenazas externas, como Amazon o la venta por internet, es innegable que existen pero recordó que actualmente la legislación impide la venta online de medicamentos con receta. “No tenemos que tener vértigo”, añadió la representante de la administración. Además, contando su experiencia como médico de familia, apuntó que le consta que la última palabra la tiene “el farmacéutico de confianza”, de modo que el peso que tiene el farmacéutico de toda la vida es fundamental para el paciente.

Cismed, una herramienta desaprovechada

El problema de los desabastecimientos, fue otro de los temas que fueron abordados durante el coloquio, y tanto, la representante del CGCOF, como la presidenta del COF de Alicante, plantearon a la administración la falta de utilización de su servicio Centro de Información sobre el Suministro de Medicamentos (Cismed). La subdirectora de Optimización e Integración Terapéutica aseguró que solo pueden utilizar información oficial sobre desabastecimientos, es decir, la aportada por la Agencia Española de Medicamentos (Aemps) a través del Centro de Información de Medicamentos de la Aemps (CIMA).

Blas Giménez, secretario Científico de la Sociedad Española de Medicina de Urgencias y Emergencias de la Comunidad Valenciana ( Semes-CVAnte esta afirmación, Martínez explicó que algunas comunidades autónomas están utilizando la información de Cismed para evitar problemas a los pacientes, médicos y farmacias y anunció que tienen muy avanzadas las conversaciones con la Aemps para incorporar los datos de Cismed en CIMA. Además, Ballestero señaló que en otros ámbitos la Administración sí que utiliza desarrollos de la red de farmacias, como es el caso de la verificación. 

Por otro lado, la secretaria del CGCOF explicó el proyecto Mi farmacia Asistencial, proyecto que contempla dos servicios, el de registro y el de dispensación y, posteriormente, indicación. Este proyecto que se inició en Teruel, y que se está desarrollando de una forma óptima, continuará y se desplegará próximamente a toda la provincia de Aragón. Además, Martínez adelantó que el proyecto se pondrá en marcha en Alicante en los próximos meses, a petición expresa de la presidenta del COF, que ha mostrado especial interés en abrir “el servicio de indicación” que contempla el proyecto. Este proyecto, es un buen ejemplo del trabajo en red, en el que colaboran las farmacias y será el paciente el que se beneficie de esta interconexión.


Ballestero aprovechó para explicar el proceso de conversión del COF de Alicante y apostar firmemente por las nuevas tecnologías, y apuntó que el trabajo actual en Alicante en lo que ha digitalización se refiere, “es el colegio más digitalizado de España”. La presidenta del colegio señaló que “para este año cuentan con tres proyectos estrella: ventanilla única, expediente digitalizado y lanzamiento de una aplicación móvil, que permitirá hacer todos los colegiados realizar todos los trámites a través de esta aplicación”.

Para finalizar el debate, se invitó a la representante de la administración, en el sentido no solo de reconocer la gran cantidad de servicios que se prestan por los profesionales de la farmacia, que ya son una realidad, sino también que aportase su visión sobre la colaboración de la propia administración con la farmacia en estos, haciendo que se integren en la prestación pública e inclusión contemplar su financiación.

Esteban aclaró que “estos servicios se han estado haciendo siempre por el farmacéutico, profesionales que tienen un papel fundamental en la educación y atención sanitaria”. Y, añadió que a pesar de que la administración contempla la regulación, queda mucho trabajo por hacer. La representante de la administración resaltó que “cuando se habla de farmacia le da vértigo”, ya que la administración, “quiere hablar del farmacéutico, que es el profesional con el que yo me tengo que relacionar”

En este sentido, insistió en que “los modelos que pueden surgir y que implican la intervención de auxiliares y atención en el mostrador, va en contra de la atención, de la seguridad, de la protección de datos, y tenemos que ser exquisitos”. Cualquier modelo que desarrollemos debe ser con el farmacéutico, hizo hincapié. En este aspecto, Martínez aclaró que el acceso y quien se adhiere al servicio es siempre el farmacéutico titular. Otra cuestión, es el equipo que te ayuda en el camino, pero la responsabilidad de la dispensación, indicación, adherencia y seguimiento siempre es el farmacéutico, matizó Martínez.

Conclusiones

Ana López-Casero, tesorera del Consejo General

Al finalizar el debate López-Casero expuso las conclusiones del mismo. Entre ellas destacó la oportunidad y necesidad del debate y apuntó que ha quedado de manifiesto que la profesión farmacéutica es “parte de la solución” de los problemas que tenemos.

Además, resaltó que “falta ambición” y quiso dejar claro que “digitalizar no es reproducir lo analógico”, sino algo “mucho más complejo”. Por ese motivo, señaló que es necesario “pensar de forma diferente, romper barreras, innovar”. Debe pensarse en digitalizar con mayúsculas, ya que se digitaliza para generar conocimiento y para crear una sanidad más inteligente.

Por otro lado, López- Casero recalcó que no se debe “tener miedo” a las nuevas tecnologías, y no debe sufrir parálisis. Para evitarlo, la tesorera del consejo animó a los farmacéuticos a “creer que somos profesionales que aportamos valor” y que la tecnología “es nuestra aliada”.

Comments are closed.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar