La atención en la medicina de familia continúa pese al coronavirus

Los pacientes que necesitan cuidados sanitarios o que les receten un medicamento pueden llamar a los centros de salud para que sean tratados también en persona

https://www.lanuevacronica.com/la-atencion-en-la-medicina-de-familia-continua-pese-al-coronavirus

La expansión del coronavirus en todos los rincones de la provincia de León ha provocado que la caída de atención sanitaria para todos los casos que no sean de Covid-19 haya descendido de forma considerable, tanto en Atención Primaria como en Urgencias. Pero eso no significa que los profesionales no estén a disposición de las necesidades de los leoneses, puesto que los centros de salud siguen funcionando y los sanitarios están alerta para atender a todo el que lo necesite. Porque uno de los riesgos que ahora mismo se puede está produciendo es que el miedo a acudir a un centro de salud por un posible contagio de coronavirus haga que se desarrolle una enfermedad con más peligrosidad que en las circunstancias anteriores a la pandemia.

Por eso el gerente de Atención Primaria del Área de Salud de León, José Pedro Fernández Vázquez, recuerda que «los centros de salud están abiertos y no han cerrado nunca». Esto supone que todos los ciudadanos pueden llamar a sus médicos para que puedan ser atendidos, por ellos o por otros compañeros, ya que continúan desarrollando su labor desde cada demarcación.

Hay pautas que han cambiado, pero Fernández Vázquez garantiza la atención a todos los ciudadanos, también en el entorno rural. Así, los pacientes tienen que llamar al teléfono de su centro de salud de referencia para que puedan ser atendidos directamente por personal médico y de enfermería para que pueda explicarle cuál es el problema que tienen.

En el caso de que se pueda solucionar por teléfono, se hace así, siempre con el objetivo de que se pueda evitar un riesgo y el desplazamiento de los enfermos, sobre todo ahora que aún se mantiene el confinamiento en las viviendas.

Pero en el caso de que el paciente necesite la exploración del profesional, se va a hacer también como era habitual, por lo que durante la llamada telefónica, el sanitario y el paciente hablarían de dónde es mejor realizarla, según sea la necesidad y las condiciones de cada situación.

Fernández Vázquez reconoce que «es verdad que hay menos proximidad», pero con este modelo se garantiza la atención de todos los ciudadanos, tanto en las grandes ciudades como en el entorno rural, y se evita que haya complicaciones en enfermedades que no sean de coronavirus.

El gerente de Atención Primaria también avanza que próximamente se distribuirán test rápidos para que los médicos puedan utilizarlos en el caso de que sean necesarios, sobre todo si se detectan posibles casos de coronavirus, aunque siempre que lo estime oportuno el propio facultativo y manteniendo las protecciones necesarias para cada situación.

Por eso el gerente de Atención Primaria apela a la «corresponsabilidad» de la ciudadanía, puesto que una vez que se inicie la vuelta a la vida más cercana a la rutina anterior, la medicina de familia y la enfermería van a ser más necesarios que nunca, de ahí que sea imprescindible hacer un buen uso de ella.

Pero Fernández Vázquez también destaca que después de la pandemia «habrá que habituarse a vivir con el coronavirus», con lo que ello implica, tanto para tomar medidas de higiene extrema que ahora se han vuelto parte de las rutinas diarias, como para ser conscientes de que si hay síntomas, hay que comunicarlo para evitar contagiar.

Comments are closed.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar