Las farmacéuticas leonesas corren por la lucha contra el cáncer de mama

El farmacéutico es el profesional sanitario clave en el asesoramiento y tratamiento de la enfermedad, así como en su detección precoz

https://www.leonoticias.com/leon/farmaceuticas-leonesas-corren-20191023154224-nt.html

El Colegio de Farmacéuticos se suma a la carrera solidaria de la mujer de este domingo 27 como colaborador, en el marco de los actos de celebración del Centenario de la Institución. Así, 28 farmacéuticas se unirán al batallón rosa como homenaje a todas las profesionales farmacéuticas del sector y al papel que desempeña el farmacéutico en la prevención y asistencia sanitaria a las pacientes de cáncer de mama.

A las 11:00 horas las farmacéuticas saldrán desde el Estadio Hispánico de León, para recorrer 5 kilómetros por el casco histórico de la ciudad. Con esta acción, el Colegio de Farmacéuticos pretende sumarse a la causa benéfica de la carrera de destinar la máxima cantidad de donaciones al Instituto de Investigación del Cáncer de Mama de Salamanca y una pequeña parte a la Asociación Leonesa de Mujeres Operadas de Cáncer de Mama (ALMOM).

Según el presidente del Colegio de Farmacéuticos, Javier Herradón Muñoz, en el Centenario de la institución colegial, han querido así rendir homenaje a las mujeres que, desde los albores de la profesión, han sido empresarias pioneras de su época y han marcado altas cifras en constante aumento en la proporción de mujeres respecto al cómputo global de profesionales.

El informe de la Federación Internacional Farmacéutica (FIP) «La inteligencia de la mano de obra farmacéutica: tendencias globales» predice que en 2030 el 72 por ciento de los farmacéuticos serán mujeres. Cifras que el Presidente del Colegio de Farmacéuticos, Javier Herradón Muñoz, apuntala como fundamentales, sobre todo en la industria, «sabemos que más de un 71% de los profesionales farmacéuticos de España, en todas sus modalidades de ejercicio, son mujeres, la misma cifra que en las oficinas de farmacia. Pero batimos récord en cuanto a la presencia de la mujer en la industria del país, ya que en el ámbito farmacéutico supone el 52%, doblando la media del conjunto de la industria española. Queremos dar reconocimiento a la valentía y esfuerzo de todas aquellas mujeres y madres farmacéuticas que han dedicado su vida a cuidar de sus pacientes».

El papel del farmacéutico en el cáncer de mama

Tan importante es el diagnóstico temprano para esta enfermedad como el éxito del tratamiento médico, y en ambos aspectos la figura del farmacéutico es fundamental. La accesibilidad y cercanía con el paciente son factores clave en la prevención y detección precoz, promoviendo hábitos de vida saludables (correcta alimentación, control de peso, práctica de ejercicio físico moderado o cesación tabáquica o de consumo de otras sustancias tóxicas) y la realización de un autoexamen periódico de la mama o mamografías a partir de los 40.

Desde la oficina de farmacia recomiendan colocarse delante de un espejo suficientemente grande y observar que en ambos senos no haya descamación de la piel (sobre todo en la zona de la areola), presencia de hoyuelos, ni desviaciones del pezón. Colocando las manos detrás de la cabeza, recta y fija, en posición erguida, presionar los codos hacia adelante, observando la piel y el pezón en busca de hundimientos o abultamientos. Seguidamente, observar las mismas características con las manos sobre las caderas, haciendo presión hacia abajo, levemente inclinadas hacia el espejo e impulsando codos y hombros hacia adelante. Por último, levantar cada brazo por detrás de la cabeza con el codo en alto, examinando el seno con la mano contraria deslizando los tres dedos intermedios de forma circular alrededor del seno, desde la periferia del extremo superior hasta llegar al pezón; teniendo especial precaución entre el pezón y la axila.

Tras este estadio inicial de prevención y diagnóstico precoz, la adherencia al tratamiento es esencial, por lo que el farmacéutico trabaja con el paciente sobre la confianza en la eficacia de los medicamentos y la mejora de la calidad de vida de las pacientes durante la correcta administración de los fármacos.

En este sentido Javier Herradón hace hincapié en las consecuencias de la falta de adherencia a los tratamientos, que pueden desembocar en la falta de control de la enfermedad, efectos secundarios o la muerte. «Queremos transmitir a las pacientes de cáncer de mama que no tengan miedo a tomar el control de su enfermedad. El profesional farmacéutico está para ayudar y a través del seguimiento farmacoterapéutico, además de detectar y resolver problemas relacionados con la medicación, se pueden controlar y prevenir reacciones adversas e interacciones, lo que mejorará su calidad de vida», asegura el presidente.

Comments are closed.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar