¡Que se preparen los alérgicos! Lo van a pasar mal

Las personas alérgicas de León sufren desde hace unos días un repunte de los síntomas. Picor de ojos, estornudos y asma se recrudecerán en los próximos días. Los alergólogos aconsejan ir al médico y tomar medidas preventivas.

https://www.diariodeleon.es/noticias/sociedad/que-preparen-alergicos-van-pasar-mal_1338624.html

«Lo van a pasar mal». Así, sin ninguna duda, argumento opuesto a la prudencia de la evolución de la alergia con la que se manifiestan los especialistas otros años. El jefe del servicio de Alergología del Hospital de León, José Luis Estrada Rodríguez, avisa que las personas alérgicas al polen van a tener una primavera difícil este año. Las primeras señales llegan con fuerza. «Ya están padeciendo los primeros síntomas, que son más fuertes de lo habitual, pero queda lo peor». Lo peor es junio. Siempre es así, pero este año se espera mucho más. «Ya hay mucho polen. Ha llegado para quedarse una semana antes de lo normal y se espera que siga así hasta finales del mes que viene». Nunca falla.

Las consultas de los médicos de Atención Primaria y las farmacias de la provincia han incrementado en los últimos días el número de usuarios que piden soluciones a los síntomas tan molestos como estornudos, picor en los ojos y cansancio. «Los antihistamínicos llegan con receta médica pero las personas que empiezan a sufrir los primeros síntomas acuden buscando una solución, sobre todo para el picor de ojos y congestión nasal», aseguran desde el Colegio de Farmacéuticos de León. Los farmacéuticos aconsejan medidas preventivas como la de evitar el contacto con el polen, mantener las ventanas de la casa cerradas, especialmente las horas de sol, evitar cortar el césped o tumbarse en él, utilizar gafas de sol al salir a la calle, disminuir las actividades al aire libre, y no secar la ropa durante las fases de máxima polinización ya que se pega a las prendas.

A los centros de salud llegan pacientes que buscan alternativas farmacológicas. «Como los síntomas están comenzando con más intensidad llegan a las consultas para pedir medicación», asegura el jefe de Alergología, José Luis Estrada. El 70 % de las personas que tienen alergia al polen mejoran en veinte días con la medicación que receta el médico de familia. El otro 30 % necesita una consulta con el especialista y vacuna preventiva. Este año se han vacunado 160 personas «pero podría haber más porque hay personas que toleran los síntomas o porque mejoran con los antihistamínicos que les receta el médico de Atención Primaria».

Las medidas preventivas son eficaces cuando los síntomas no causan graves problemas de salud como el asma. «Existen dos opciones básicas. El tratamiento farmacológico, considerado como tratamiento de primera línea, basado en la utilización de antihistamínicos solos o combinados con otros medicamentos, capaces de reducir la rinorrea y otros síntomas característicos de los cuadros leves y moderados de alergia. Cuando no puede evitarse un alergeno y el tratamiento farmacológico es insuficiente para aliviar los síntomas de la enfermedad, puede intentarse la hiposensibilización o desensibilización con el propio alérgeno, inyectándolo en forma de extracto o dosis crecientes por vía subcutánea», aconseja el Colegio de Farmacéuticos.

Su presidente, Javier Herradón, destaca que en la farmacia se detecta a los pacientes alérgicos no diagnosticados, derivándolos al médico, y asesora a los pacientes ya diagnosticados en el tratamiento farmacológico sobre el uso correcto de los medicamentos prescritos. «Estamos vigilantes para que el paciente cumpla las dosis pautadas por el médico y conocer los efectos adversos de los medicamentos utilizados». La razón por la que las personas alérgicas pueden dejar de utilizar los antihistamínicos es porque provocan somnolencia, sedación y fotosensibilidad «lo que implica tomar precauciones a la hora de conducir vehículos o maquinaria pesada y exponerse al sol sin fotoprotector».

Las causantes

Las gramíneas, las causantes de la mayoría de las alergias, representan el 20 % de la superficie vegetal. Son plantas que no suelen medir más de un metro y de las que hay 12.000 especies distribuidas desde el mar hasta la montaña. Con una concentración de más de 50 granos /m3 de gramíneas tienen síntomas todos los pacientes sensibilizados, pero con menos de 50 solos los pacientes menos sensibles. Pero ¿qué condiciones tienen que coincidir para que los niveles de gramíneas suba por encima de los 50 granos/m3?. Que las lluvias entre octubre y marzo sean abundantes.

«La polinización de gramíneas en la España seca continental —Madrid, Extremadura y Castilla-La Mancha—con primaveras cortas, inviernos fríos y veranos muy calurosos es explosiva en mayo y junio.

En el norte de España. como es el caso de León, la polinización es de abril a junio, con lluvias que produce efecto de barrido que explica los bajos niveles de pólenes en relación con la abundancia de prados».

Comments are closed.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar