Los españoles han perdido su estilo de vida cardiosaludable, ya no están protegidos

El director de la Unidad de Aterotrombosis del Hospital Monte Sinaí alerta sobre el riesgo de mantener los niveles de obesidad y sedentarismo

https://www.abc.es/sociedad/abci-espanoles-perdido-estilo-vida-cardiosaludable-no-estan-protegidos-201909160117_noticia.html

Juan José Badimón ha elegido una elegante corbata salpicada de corazones azules para presentar en Madrid el estudio Iberican, una fotografía fiel del riesgo cardiovascular de los españoles. La corbata es alegre, pero los resultados no tanto: la obesidad se arrastra desde la infancia, la hipertensión debuta a los 35 años, el colesterol no se controla bien y los riñones y el corazón empiezan a fallar a los 50. «Uno de cada tres españoles va a sufrir un evento cardiovascular, un ictus o un infarto», advierte este científico. Badimon es un estudioso de la aterotrombosis, uno de los mecanismos que participan en la génesis de la enfermedad cardiovascular. Investiga en el Hospital Monte Sinaí de Nueva York, en Estados Unidos, donde se ha convertido en una referencia internacional. Cuando llegó a Estados Unidos hace 33 años, le sorprendía la obesidad de los norteamericanos. Ahora esa sorpresa la experimenta cuando viaja a España.

—¿Ya no nota diferencias cuando pasea por la quinta Avenida de Nueva York o la Castellana en Madrid?

—Cuando vengo a España veo a muchos niños con sobrepeso y obesidad y también me llama poderosamente la atención la cantidad de gente joven que fuma, sobre todo chicas. En Estados Unidos hoy es muy difícil fumar.

—Nosotros seguimos pensando que la dieta mediterránea nos protege

—Antes sí nos protegía, pero hoy ya no se sigue, quizá porque es muy cara, como me han recordado algunos médicos durante la presentación de Iberican. Me han dicho que el pescado y el aceite de oliva está muy caro en España. Puede que no todo el mundo pueda darse el lujo de tomar dieta mediterránea. La comida procesada, rica en grasa, es más barata, sacia y facilita la liberación de sustancias que te hacen sentir mejor. El problema viene después con la obesidad.

¿Qué dice el estudio Iberican de los españoles?

—Que la protección de la dieta mediterránea ya no se aplica a la población actual, porque hemos perdido nuestro estilo de vida saludable. La alimentación no es tan buena, hay mucho sedentarismo y obesidad. Todo esto va asociado a un incremento de eventos cardiovasculares.

—Sin embargo, un estudio reciente publicado en la revista médica «The Lancet» asegura que en países como España ya mata más el cáncer que las enfermedades cardiovasculares

—Sí, pero pese a todo uno de cada tres españoles va a sufrir un problema cardiovascular. Algunos no producen la muerte, pero un ictus te puede dejar en una silla de por vida con graves secuelas. No sé usted, pero yo preferiría morirme.

—Su equipo acaba de demostrar que un fármaco contra la diabetes puede revertir el fallo cardiaco. Expertos en envejecimiento también están utilizando antidiabéticos para retrasar el envejecimiento. ¿Mantener a raya la glucosa va a ser el próximo foco para mejorar la salud global?

—Esta es la pregunta del millón de dólares. Sabemos que las personas con diabetes tienen de dos a tres veces más posibilidades de tener un evento cardiovascular. Durante mucho tiempo Hemos tenido medicamentos que han sido capaces de bajar los niveles elevados de glucosa. Así hemos reducido el 25 por ciento de los eventos microvasculares , como la ceguera o las amputaciones por complicaciones de la diabetes. Pero no hemos reducido los eventos macrovasculares, los infartos y embolias. Nosotros hemos probado un medicamento nuevo contra la diabetes, los inhibidores del receptor SGLT2, que pensamos que además de bajar la glucosa proporciona un efecto cardiovascular con independencia de su efecto hipoglucémico. En experimentos con cerdos con insuficiencia cardiaca, tratados con esta nueva clase de antidiabéticos hemos visto mejoras. Ahora hemos emprendido un ensayo clínico con 84 pacientes para ver si se reproducen los resultados.

—¿La idea sería tratar a personas con insuficiencia cardiaca y sin diabetes con un fármaco para la diabetes?

—Al principio, me decían que estábamos locos por dar un medicamento que baja la glucosa a alguien que no era diabético porque le podíamos producir un coma hipoglucémico. Por eso empezamos con cerdos. Veremos los resultados con pacientes.

—El tabaco era el enemigo del corazón, ¿ahora lo es el azúcar?

—Lo que tenemos que hacer es prevenir la diabetes. Los refrescos azucarados no son el único culpable.

—¿No vería útil una subida de impuestos a los refrescos para luchar contra la obesidad infantil?

—Confío más en medidas educativas, pero si la subida de impuestos ha funcionado con el tabaco, adelante.

Comments are closed.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar