Los farmacéuticos leoneses se suman al programa nacional ‘Concilia Medicamentos’.

Con este fin, los farmacéuticos de la provincia trabajarán en la implantación del Servicio Farmacéutico Profesional de la conciliación de la medicación tras un ingreso hospitalario.

Los farmacéuticos leoneses se suman al programa nacional ‘Concilia Medicamentos’

Los farmacéuticos comunitarios, de atención primaria y de hospital de la provincia de León se forman para la futura implantación del Servicio de conciliación de la medicación al alta hospitalaria; en el marco del programa Concilia Medicamentos 2, desarrollado por el Consejo General de COF, con COF provinciales, la colaboración científica de la Universidad de Salamanca y la Universidad San Jorge de Zaragoza, así como con Laboratorios Cinfa.

En el marco de este programa, en cuya formación previa han participado 39 farmacias y 50 farmacéuticos prestadores, los farmacéuticos analizarán las discrepancias entre los medicamentos prescritos a un paciente antes y después de la hospitalización, para certificar la seguridad del tratamiento, su adecuación a la situación clínica actual del paciente y el correcto uso de los medicamentos.

Objetivos del programa

El objetivo del programa, es estimar el impacto de las intervenciones farmacéuticas tras la puesta en marcha del servicio de conciliación al alta, coordinado con el resto de profesionales sanitarios, contribuyendo a optimizar los resultados en salud y evitando la aparición de problemas o resultados negativos relacionados con los medicamentos. Así lo afirma Raquel Varas Doval, técnico del Consejo General de COF. Para ello cuentan, además, con la participación de los COF de Castellón, Guadalajara, Huelva, Las Palmas, Pontevedra, Santa Cruz de Tenerife y Valencia. El trabajo de campo tendrá una duración entre 8 y 10 meses, tras lo que se evaluará el impacto del servicio en términos clínicos, económicos y organizativos, dado que, según la Organización Mundial de la Salud, en la Unión Europea, se producen alrededor de 5.000 muertes al año como consecuencia de los efectos adversos a los medicamentos derivados de la hospitalización.

Los farmacéuticos analizarán las discrepancias entre los medicamentos prescritos a un paciente antes y después de la hospitalización para certificar la seguridad del tratamiento y su adecuación a la situación clínica actual

En España, el Estudio Nacional de Efectos Adversos relacionados con la hospitalización indicó en 2005 que la incidencia de efectos adversos relacionados con la asistencia sanitaria es del 9,3 por ciento. Según el Institute for Safe Medication Practices, el 50 por ciento de todos los errores de medicación ocurren en las transiciones asistenciales.

Según Ana Martín Suárez, profesora titular del Departamento de Farmacia y Tecnología Farmacéutica de la Universidad de Salamanca, es justo entonces cuando pueden aparecer reacciones adversas o darse errores en la medicación que pueden afectar a la seguridad de los pacientes: “Habitualmente debido a problemas en la información de los tratamientos y la falta de comunicación entre los distintos profesionales que atienden al paciente. La conciliación de la medicación al alta hospitalaria tiene un importante impacto en la salud de los pacientes y en la utilización de los recursos sanitarios”, dice.

Algo que apoya el farmacéutico especialista en Farmacia Hospitalaria del Complejo Hospitalario de Ávila, David García González, que asegura que estudios internacionales demuestran que cuando es un farmacéutico el profesional sanitario que realiza la conciliación de la medicación se consiguen mejores resultados en la salud del paciente. “Actualmente, debido a la escasez de tiempo y de inversión en recursos de personal, la mayoría de los pacientes reciben el alta sin una conciliación de su medicación. La apuesta por farmacéuticos que realicen este proceso podría facilitar una continuidad asistencial segura y de calidad, ahorrando además costes alsistema sanitario”, afirma.

El trabajo de campo tendrá una duración entre 8 y 10 meses, tras lo que se evaluará el impacto del servicio en términos clínicos, económicos y organizativos

Desde el COF León también aluden a ello. Su presidente, Javier Herradón Muñoz, recuerda la necesidad de colaboración entre profesionales sanitarios para una mayor adherencia al tratamiento de los pacientes, “algo que se ha convertido en un problema de salud pública, que con la ayuda del profesional farmacéutico, como experto en el medicamento y agente sanitario más cercano al ciudadano, puede mejorar sustancialmente la calidad de vida de los pacientes”.

Comments are closed.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar